Menu+

Mitos y realidades sobre la ablación femenina

Publicado: 26 Ago 2021 | Categorías: ablación femenina, actualidad mundo, cultura, mitos y realidades sobre la ablación femenina, mutilación genital femenina

Mitos y realidades sobre la ablación femenina

Los efectos en la vida de a quienes se realizan son graves, por eso hoy te explicamos los mitos y realidades sobre la ablación femenina.

También es conocida como la mutilación genital femenina (MGF) y hace referencia a cualquier proceso que conlleve la extirpación total o parcial de los genitales externos femeninos o cualquier otra lesión en los órganos de las mujeres, por razones no médicas. Se realiza a las niñas desde su infancia hasta los quince años.

 

Origen

Además de saber los mitos y realidades sobre la ablación femenina, es importante conocer cuál es su origen para poder entender por qué se lleva a cabo desde hace tantos años.

Pues bien, los orígenes hoy en día no están claros. Se considera que empezó antes del cristianismo y el islam. Varios historiadores aseguran que algunas momias egipcias ya presentaban rasgos de una ablación genital femenina. Aun así, en la década de los años cincuenta, la ablación femenina se practicaba en Europa Occidental y Estados Unidos, con el objetivo de curar la histeria, epilepsia, desórdenes mentales, la masturbación, ninfomanía y melancolía. Por lo tanto, diferentes sociedades a lo largo del tiempo han llevado a cabo esta práctica.

 

Dónde se practica

Pero ¿dónde se realiza este proceso? Se lleva a cabo principalmente en unos treinta países de África y Oriente Medio. Aunque también en algunos de Asia, América del Norte y América Latina, como es en Colombia, donde la mayoría de las víctimas son niñas indígenas. En estos últimos lugares, es más común que lo realicen las personas que proceden de países donde la práctica es común.

A pesar de que este proceso está prohibido en algunos países; Egipto, Sudán, Kenia, Nigeria y Guinea, son algunos de los ejemplos donde lo practica el personal sanitario.

Además, según los datos de las instituciones en un país como es España, existiría el riesgo de que 18.000 niñas sean mutiladas genitalmente.

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin

 

Mitos y realidades sobre la ablación femenina

 

Mitos

Para entender mejor qué es lo ablación femenina, es curioso conocer algunos de los mitos que están relacionados con esta práctica:

  • Desde pequeñas se enseña a las niñas que la mutilación genital femenina lo dicta el Corán.
  • Aquellas mujeres a las que se le realiza son más limpias, fieles, llegan vírgenes al matrimonio y realizan mejor las tareas del hogar.
  • Se cree que es mejor para el placer sexual masculino
  • Consideran sucia a la mujer que no ha sido mutilada, por eso no dejan que manipule agua y alimentos.
  • Los genitales sin ablación son demasiado grandes, no lo ven estético.
  • Algunos padres consideran que es una manera de proteger a sus hijas ante violaciones y abusos sexuales.
  • Consideran que es una manera de protegerse del VIH.
  • Creen que si no se practica la ablación la matrona que ayude en el parto quedará ciega.

Y estas son sólo algunas de las creencias más comunes, pero existen muchas más y puede variar según las diferentes regiones donde se realice.

 

Esta es la realidad

Aún es más importante conocer la realidad que hay detrás de la mutilación genital femenina. Ya que lo peligroso es que se realiza con cuchillos especiales, tijeras, bisturíes o incluso trozos de cristal y cuchillas. No suelen utilizar anestesia ni antisépticos, cuando no lo realiza un personal sanitario. Pero, aunque proceda un sanitario, la mutilación no es “segura”. A pesar de que se haga en un lugar estéril, las consecuencias pueden ser tanto a corto, como a largo plazo. Por lo tanto, estamos enfrente de una sensación falsa de seguridad.

Hoy en día son más de cuarenta países en todo el mundo donde se prohíbe la mutilación genital femenina. Aun así, siguen siendo muchos en donde se realiza. Por eso, siguen existiendo una gran cantidad instrumentos internacionales y regionales que buscan la erradicación de la mutilación genital femenina.

 

Las consecuencias

Una vez se entiendo todo lo que este proceso conlleva, siendo una violación de los derechos de las niñas y mujeres, no se pueden pasar por alto sus graves consecuencias.

Una gran realidad a la que hay que hacer frente son la cantidad de efectos que esto supone a las mujeres a nivel físico y psicológico.

La MGF significa una grave consecuencia para la salud sexual a la vez que reproductiva de las niñas y mujeres.

En el caso de que se tengan complicaciones al momento, significa un dolor agudo, hemorragias, infecciones, retención de orina, ulceras en la zona genital, lesiones en el tejido, infecciones de orina, fiebre, entre otras muchas consecuencias. Las hemorragias y las infecciones pueden llegar a causar la muerte.

A largo plazo algunos de los efectos son la anemia, formación de quistes, disfunción sexual, hipersensibilidad en la zona genital, daño en la uretra, dispareunia, mayor riesgo de transmisión del VIH, obstrucción vaginal, complicaciones en el parte, etc.

No menos importantes son las consecuencias psicológicas, ya que se pueden presentar desórdenes en la conducta, como es la desconfianza en sus cuidadores. A largo plazo también se puede generar ansiedad y depresión. Por no hablar de la disfunción sexual, que puede causar conflictos matrimoniales o divorcio.

 

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin

 

Actualidad

¿Y cuál es la actualidad de la MGF? Internacionalmente es considerada una violación de los derechos humanos y más de 200 millones de niñas y mujeres habrían sufrido este proceso, lo que es el claro ejemplo de una desigualdad de género.

En la actualidad existe una tendencia alarmante en la que se realiza la medicalización de la MGF, lo que significa que cada vez es mayor el número de personal sanitario que realiza la práctica. Lo que significa violar la ética médica.

Hoy en día, gracias a diversas iniciativas, la probabilidad de que una niña sea mutilada se ha reducido un tercio, si se comparan los datos de hace treinta años. Aunque son buenas cifras, el crecimiento de la población sigue poniendo en peligro este avance.

Por ello, es importante aumentar aún más las iniciativas que frenen la MGF, porque sino en 2030 el número de mujeres y niñas sometidas será mayor que el actual.

También te puede interesar: https://blog.nomadizers.com/index.php/conflictos-activos-en-la-actualidad/

2 Comentarios

  1. Que pena que sigan pasando estas cosas a estas alturas…

  2. Flipo… buen post

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.